jueves, 20 de noviembre de 2014

Nubes de glicerina



Los jabones de glicerina son otra forma de hacer jabón.

 En esta ocasión presentamos jabones de glicerina enriquecidos con aceite de rosa mosqueta y vitamina E. Una opción espumosa para el lavado diario.

Aromatizados con aceite esencial de lavanda.


 














Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.


lunes, 10 de noviembre de 2014

Rojo y blanco



Allá a lo lejos se adivina la Navidad, sé que parece pronto, pero para los artesanos no lo es. Realmente llevamos meses ideando jabones que se convertirán en regalos, y eso es muy agradable de realizar.

Estos jabones están elaborados con aceites saponificados de oliva (macerado de manzanilla), coco, babasú y sésamo (macerado de hinojo), mantecas de cacao y karité... un jabón hidratante con aroma floral fresco, para toda la familia.
















Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.


martes, 4 de noviembre de 2014

Sales de Baño de rosa mosqueta


¿Eres de ducha o de baño? Tal vez seas de los que les gusta una ducha rápida, 
o puede que disfrutes de un buen baño relajante de vez en cuando...
 si eres de los del segundo grupo, 
te aconsejo añadir al agua del baño unas sales de rosa mosqueta.


La sal marina  aumenta la circulación, tiene efecto antiséptico, suaviza la piel sin dejar una sensación grasa y reduce la retención de fluidos. Si a esto le añadimos aceite de rosa mosqueta, que es un perfecto aliado para nuestra piel por su riqueza en ácidos grasos esenciales que le confieren un poder de regeneración de los tejidos  de la piel y el crecimiento celular.
 El bicarbonato se añade para conseguir una piel limpia, libre de impurezas 
y mucho más suave.
El ácido cítrico se utiliza como antioxidante y en este caso para ablandar el agua.
Los pétalos de rosa actúan como sedantes y antidepresivos.




 Nuestras sales de baño están elaboradas con: 
Sal gruesa, sal marina, bicarbonato, ácido cítrico, aceite de rosa mosqueta,
 vitamina E, arcilla roja, aceite esencial de lavanda y fragancia.





Solo tienes que llenar la bañena, añadir las sales (y remover), 
y disfrutar durante un buen rato de un baño relajante.


Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.

viernes, 31 de octubre de 2014

Saquitos aromáticos (antipolillas).




Poco a poco vamos preparando regalitos navideños. 
Pronto presentaremos nuestro catálogo de regalos.
Intentamos siempre elaborar objetos naturales, económicos y prácticos. 
Por ejemplo nuestros saquitos aromáticos antipolillas, para proteger de forma natural nuestra ropa de los armarios.

Se presentan en unas bonitas bolsas de 3 unidades.

Están rellenos de flores de lavanda, aromatizados con aceites esenciales de lavanda, laurel, alcanfor y esencia de miel.










Espero que les gusten.

Saludos y hasta pronto.


lunes, 27 de octubre de 2014

Jabón de rosa mosqueta y caléndula



Los aceites de rosa mosqueta y caléndula son muy apreciados en cosmética. Tienen infinidad de propiedades, como la antiinflamatoria, hidratante, desinflamatoria y tónica. Ayudan a regenerar la piel y mantener hidratadas las pieles sensibles, 
con estrías, eccema, etc.

Estos jabones están pensados para todo tipo de pieles,
 son ideales como jabones faciales de uso diario.




La fórmula está compuesta por aceites saponificados de oliva virgen extra (macerado de rosas), pepita de uva (macerado de caléndula), rosa mosqueta, palma y coco. También mantecas de cacao y karité.

 


Aromatizados con fragancia de jazmín y aceites esenciales de sándalo, 
petit grain y patchuli. Su olor es delicado y delicioso.










Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.


miércoles, 22 de octubre de 2014

Jabón facial para reinas






Empecé a hacer jabón artesano porque notaba que después de la ducha o el baño mi piel estaba tirante y me picaba. Este jabón está hecho pensando en las personas que como yo tienen la piel delicada. También para pieles maduras que no necesitan una limpieza excesiva pero si una hidratación extra. 
Es un jabón facial para el invierno, aunque puede utilizarse también en el baño o la ducha. 
Para pieles sensibles, maduras, con tendencia a seca o mixtas. Para las amantes de los intensos aromas florales.




Los ingredientes son excepcionales: aceites saponificados de oliva virgen extra, almendras dulces, argán, rosa mosqueta, estearina de palma y coco. Mantecas de karité, cacao y túcuma. Cera de abejas, seda, leche de avena y fragancia de mimosa.



 

 





















Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.


viernes, 17 de octubre de 2014

Thalasso, un trocito de mar


Me gusta el mar, me gusta muchísimo. Puedo pasar horas metida en el agua. Supongo que muchas personas que sufren dolor como yo me entenderán: esa sensación de ingravidez cuando estás en el agua, cuando el cuerpo pesa menos y los movimientos se hacen más fáciles. Movimientos que serías incapaz de realizar en tierra firme, se hacen posibles gracias a la flotabilidad en el agua salada.
El mar tiene muchas propiedades beneficiosas, tanto a nivel físico como mental. El agua del mar es rica en minerales como el potasio, magnesio, silicio y azufre, que revitalizan la textura de la piel.
Bañarse en el mar favorece la eliminación de toxinas. Se estimula el circuito venoso y linfático de nuestro organismo lo que nos ayuda a drenar líquidos y eliminar toxinas.
Fortalece los huesos. El calcio y fósforo se encuentran en el mar, lo que favorece que estos mismos elementos se fijen en el cuerpo humano. Además, ayuda a la movilidad de músculos y articulaciones (este es uno de los beneficios que más me gusta).
Desinfecta y mejora las heridas cutáneas: El yodo, elemento existente en el agua de mar, tiene un efecto desinfectante y mejorador en el aspecto y estado de las heridas.
Activa la circulación. La presión del agua que es mayor que la del aire  facilita la circulación venosa de retorno, misma que se encarga de impulsar el flujo sanguíneo al corazón.
El aire del mar también actúa como un auténtico aerosol, enviando gran cantidad de micropartículas a la atmósfera. Son pequeñas gotas de 20 a 100 micras cargadas de oligoelementos que absorbemos rápidamente a través de los alveolos pulmonares.
Por otro lado, la presión atmosférica es máxima al nivel del mar y la cantidad de oxígeno mayor, lo que se traduce en una oxigenación más activa del organismo, que tiene una acción sedativa y ralentiza el ritmo respiratorio.

Para hacer un jabón que me recordase durante el invierno todos los beneficios del mar, hice una fórmula repleta de elementos marinos: THALASSO



Ingredientes: Aceites saponificados de oliva virgen, coco, palma y almendras dulces. 
Además, lodos marinos con yodo, sales del Mar Muerto, alga chlorella, 
alga fucus, seda y carbón activado. 

Para todo tipo de pieles, especialmente mixtas y con tendencia a grasa.




Aromatizados con aceites esenciales de sándalo, lavanda, ylang-ylang, patchuli. 
Fragancia de verbena-limón. Predomina el olor a los lodos marinos. 
Huele a arena mojada, o eso me parece a mi.











Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.